Anartist, como proyecto, nació en 2019, cuando empezamos a instalar y usar herramientas de software libre, en un proceso de emancipar nuestros proyectos artísticos y personales de la gran industria tecnológica. Poco a poco, fuimos creando comunidad virtual; creamos el foro en marzo de 2020 y desde entonces la comunidad no ha parado de crecer.

La idea de crear una comunidad virtual como alternativa a los gigantes tecnológicos surgió de la ética al mismo tiempo que de la necesidad. Creemos que el internet ha revolucionado totalmente la forma de compartir la cultura y el contexto de los proyectos artísticos actuales. Por un lado, nos ha liberado de muchos intermediarios, haciendo posible la creación libre de nuestras propias redes de apoyo. Pero por otro lado, han aparecido intermediarios nuevos mucho más grandes, fuertes y internacionales que los que teníamos antes: las empresas más grandes del mundo. Estas imponen su juego y sus normas, como la financiación a través de la publicidad o el control social implícito en cualquier centralización.

Vemos la necesidad de volver a lo pequeño, a lo local, a la comunidad, al mismo tiempo que construimos redes federadas que nos permitan conectar con otras comunidades de todo el mundo. Queremos descentralizar el arte para descentralizar el mundo. Queremos encontrar nuevas formas más éticas, justas y libres de autogestionar o financiar proyectos artísticos, de compartir el arte y la cultura y de entender el internet y la tecnología.

En cuanto a la praxis de Anartist, estamos construyendo el proyecto de forma comunitaria a través de nuestro forum. Por el momento, no hay nadie cobrando y toda la comunidad se gestiona voluntariamente. Compartimos los gastos del alquiler del servidor que sostiene nuestras herramientas a través de la libre donación y cuotas. Entre las discusiones del forum y las asambleas vamos perfilando el futuro de la comunidad.